Exámenes

Conocer los códigos de calificación de los examinadores. La creencia general, por ejemplo, es que nos pueden suspender si se nos cala el coche, cuando ese es un fallo que en realidad no se tiene en cuenta. «Es más importante poner bien un indicador o tomar bien una glorieta». Últimamente también se está valorando «el realizar un tipo de conducción eficiente».

No podemos olvidar la de «una buena colocación en el asiento, que es otra de las cosas que se les suele olvidar a los alumnos durante el examen», porque si no has colocado bien nada más subirte al coche «corres el riesgo de que, una vez que el vehículo está en marcha, no tengas una buena visibilidad por los retrovisores, o incluso no llegues bien para accionar los mandos o los pedales».

Unas recomendaciones finales, pero no por ello menos importantes, es que el alumno tenga en cuenta que el monitor, durante el examen, solo es un pasajero, y no interviene a menos que haya un peligro. «Algunos alumnos interpretan que si me rasco una oreja es porque tienen que girar a la derecha, y eso no es así». Y finalmente, hay que perder el miedo al examinador. «No nos puede engañar diciéndonos que nos metamos por una calle que es dirección prohibida. Eso es una leyenda urbana», nos cuenta. Un examinador sí te puede decir «que gires en el siguiente cruce que puedas a la derecha, por lo que una vez más hay que conocer lo mejor posible la zona en la que nos van a examinar».

Además, a la persona que nos examina nos podemos dirigir con naturalidad, y preguntarle si tenemos dudas, porque «en más de una ocasión se ha suspendido por haber entendido mal una indicación. No tenemos que tener miedo, y si no hemos oído o entendido algo, le podemos pedir que nos lo repita con total tranquilidad».

Dirección

Avd. Galaroza, 37
Huelva, 21006


Contacto

Email: info@autoescuelasenna.com
       
Teléfono: 959 82 01 71